QUÈ HI TROBARÀS?

Activitats de narració oral:

* Sessions de contes per a Nadons, Infants, Adolescents, Adults, Persones de la Tercera Edat.

* Tallers de formació: "La narració oral, eina didàctica a les classes de llengua", "narració oral i conflictes a l'adolescència"

* Regala un conte personalitzat

Jugant amb les paraules:

* Contes per narrar tantes vides com universos n'hi haguessin.

* Poemes

* Articles d'opinió

* Entrevistes imaginàries.

* Imatges, vivències, pensaments per compartir.

* Actes per poder escampar la boira quan l'ànima se sent en compressió.

* Lectures per obrir camins.

* Temps de silencis fets paraules.

dimarts, 21 de desembre de 2010

GOTES DE PLUJA


Una gota tras otra hicieron más liviana la nube y dejaron al descubierto el secreto del Sol.

EL FINAL DEL DIA XIII


Avui, el final del dia porta restes d'ametllers florits que s'han escampat sense fer sonar el vent sobre la tomba dels camps eixuts d'algunes consciències. Porta la follia que escampa el botxí quan disfressa la destral amb melodies ensucrades. I també, la vergonya d'unes orelles innocents que  topen, sense voler, amb unes paraules que no volien ser sentides. Aquest final del dia, a més, arrenca una pàgina que portava molts anys escrivint-se en el nom de l'esperança i quan les següents lletres han sortit d'imprevist per seguir aquest antic propòsit, s'han enlluernat amb el blanc que origina el no-res i  han caigut en la fondària de la ceguesa. Blancs, grisos i foscos han desfilat en aquest dia fins a fer desaparèixer les cares dels vianants, fins que una boira ha escampat el seu gas mortal pels cors de tots els éssers i el silenci ha esdevingut mut de gestos, de passes, de batecs. Aleshores, el desenfrè del terror ha plantat la seva bandera a dalt del turó com un antic conqueridor assedegat per guanyar batalles.

divendres, 17 de desembre de 2010

UNA HISTORIA DE AMOR

Se miraron y la atracción tardó breves milésimas en coronar sus pupilas y hacerlas chispear. A partir de ese instante, se juraron amor eterno, confianza total, verdad absoluta y un montón de buenos propósitos para no caer en los abismos del olvido.

Una noche cualquiera, en una de esas muestras de incondicionalidad, ella le abrió su corazón de par en par y lo estrujó en palabras. A medida que se deslizaban por su boca, él, al oírlas, sentía que encharcaban su saliva, se obturaban en su garganta y de ahí se esparcían por la sala  haciendo el aire irrespirable. Al cabo de pocos minutos no tenía dudas de que sus orejas habían empequeñecido mientras sus órbitas no paraban de aumentar ante tanto carrusel de historias. Observaba de un lado para otro buscando los límites que tanto necesitaba , pero aquel espacio no paraba de llenarse más y más por sus palabras. Y él la miraba y no salía de su asombro: cómo podía llevar guardadas tantas cosas ahí dentro, se repetía una y otra vez.

La muchacha seguía echando efluvios verbales y su cuerpo estaba a punto de partirse en dos por la presión que ejercía el corazón al abrirse tanto. Él quería corresponderle y hacer acopio de esa confianza en la que habían sellado su amor, y con todo empeño, puso su mano sudorosa en su corazón, que apenas latía ya. Entonces llegó armado, como unas valquirias, un nuevo ejército de palabras y arremetió directamente contra el centro de su pálpito. Él luchó con todas sus fuerzas para recuperar su vida. Lo hizo como siempre: huyendo.

dijous, 16 de desembre de 2010

NADA


Nada es lo que parece. Nada tiene su sueño ni su lanza preparada para detener un paso en falso. Nada tiene cara de candidez cuando todo se va por un instante y nada aparece detrás de su sombra. Nada sabe a frescor ni a lienzo a punto de tomar la pintura de una obra que algún día será inédita. Nada sabe a pregunta que no cesa y a corazón desterrado por el silencio. Nada es un instante que te roba un aliento maldito. Nada por ti ni por mi. Nada de nada, de nadie. Nada.

dimecres, 15 de desembre de 2010

DE REPENTE, UN ADIÓS


El fuego aparece sin que una mota de polvo mueva su posición. Entonces, el rostro de lo oculto saca una llamarada mortal de su hiriente guadaña, apunta hacia su cuerpo y se lo lleva envuelto en cenizas. El silencio deja paso al eco que queda tras el tiempo. Y lo vivido, como un imán que se adhiere en el alma, va surgiendo alrededor de la sombra que sólo se percibe.
-Abran paso -dicen los recuerdos.
-Déjame un retal de ti para escribir un futuro incierto -masculla, apenas sin oirse, el latido sordo del corazón.
-No te vayas todavía -encuña la voz-, dame tiempo para acostumbrarme a tu ausencia.
En ese momento, sin saber de dónde, aparecen ondas minúsculas en el aire, pedazos imperceptibles que se cuelan por la mente y forman una imagen, quizás una intuición, que contesta:
-Estaré aquí hasta que me dejes marchar.

dilluns, 13 de desembre de 2010

AMOR CERCANO

Fue al decirle adiós que se dio cuenta que se había dejado la voz en sus besos.

dissabte, 11 de desembre de 2010

LOTERIA DE NADAL

El conte de la Mercè:

Va comprar molts dècims de loteria per tapar forats... els de la paret de casa seva.

dijous, 9 de desembre de 2010

UN CUENTO ABSURDO SIN FINAL NI PRINCIPIO

Dicen que un día ese ser con las manos abiertas y el corazón amoratado pisó el purgatorio con la intención de quedarse y le dijeron que aquél no era su sitio, que no tenía lugar por su determinación en los valores injustos. Así que se fue al infierno y volvió a coincidir con la mirada desinfectante del guardia del pasillo que le dijo que no había suficiente maldad en su lengua y en sus actos para encontrarse entre los elegidos, y otra vez volvió a coger el portante y se fue para el cielo, pero tampoco allí encontró su lugar puesto que no tenía bastante hendidumbre en la barba ni en los epitafios de su almorada para merecer un sitio de honor. De manera que preguntó a las buenas almas que rodeaban la puerta de don Pedro que dónde podía descansar su desasosiego y le dijeron que aunque lo había intentado con todas sus fuerzas, él no era de este mundo. que su amor y su letargo tendrían que esperar nuevos momentos en que la ósmosis universal lo hicieran posible. Resignado en su nuevo quehacer, dejó pasar cien crecidas de barbas y entonces enredándose en si mismo, se hizo hiedra para escalar los límites más altos de una vida que aún no había llegado para él. Pasó el tiempo, más aún, y una mañana soleada de mayo se posó en una hoja suya un pájaro cantor que apoyándose en su relieve encontró un lugar en donde estar y ser. Fue entonces, como si hubiera recibido una señal divina, cuando se dio cuenta de que su lugar en el mundo era invisible a los ojos de la mayoría de las personas; personas que ponen sus pasos en las huellas que han dejado otros, como él, como tantos seres invisibles, que se creen o les hacen creer que vagan sin tener lugar y sin embargo son imprescindibles para inventar caminos que llevan a la aventura de lo nuevo. 
-

EL FINAL DEL DIA XII


Aquest final del dia ve ple d'extrems en què dipositar els moments més amargs i més dolços. La melodia suau que recorre les estances d'una casa assolellada davant del soroll de paraules amuntegades que no diuen res i expressen la queixa amb sons d'altres llengües. O el moviment de les onades que xiulen en orelles ingènues tot l'amor que resta per venir davant el silenci i la immobilitat dels cors congelats pel desencís. O les olors de totes les primaveres que han existit en les empremtes dels valents, els encoratjats, els audaços... davant la mústia aroma d'alcanfor o zotal que porten les converses ràncies, falses i tramposes de les màscares escollides. El ritme acompassat dels batecs de l'esperança davant la maquinària laberíntica dels nombres sense ànima. La ingenuïtat d'haver cregut en l'aixopluc de la vida davant la porta tancada de la mirada buida. La veu de la pregunta davant l'ensordidor de cap resposta. El silenci davant la queixa. La vida davant l'abisme...

diumenge, 5 de desembre de 2010

EL VISITADOR NOCTURNO. conte inspirat en una pintura de Montse Valdés


Montse Valdés, autora d'aquest quadre (podeu consutar el seu web http://www.montsevaldes.com/ ) inspira relats en paraules i impregna els teixits dels cossos vius que contemplen els seus quadres i els fa més vius.

Dicen que apareció de pronto en el lugar de sus sueños convertido en el ser más dulce y bondadoso que ninguna criatura pudiera albergar para si misma ni para nadie. Desde ese transcurrir en un tiempo absoluto, le hablaba y le conducía por los albores de un universo sin proporciones mostrándole lo incalculable, lo inesperado, lo sutil. De cada mirada de ella, él recogía un pedazo para confeccionar un trozo de si mismo.

De entre las luces oníricas que traen los ríos del descanso, ella se sentía atendida y guiada sin necesidad de buscar más allá de los muertos que había soslayado, sin necesidad de preguntar a los presentes inocuos cuántos tiempos recorren un mismo segundo de dolor. A partir de esos encuentros nocturnos, ya no le importaba cómo se sucedían los días ni qué infortunios llenaban las horas porque la  noche traía consigo el despertar del amor y el encuentro con una vida que iba más allá de lo convenido y esperado.

Así fueron espaciando y estrechando los rumbos de cada uno en un ritmo parecido al que hace un acordeón cuando los dedos que lo manejan llevan el sello de la nostalgia y de la delicadez que traen consigo las vidas frágiles.

Fugaces encuentros en tiempos eternos. Vidas desprendidas de lógica y de amianto para abrazarse en el cálido placer de lo posible. Así se sucedían las noches. Así se alimentaba el día, lejos de él, en un quehacer amorfo y huérfano.

En el soñar nocturno, sin embargo, todo crecía en una armonía ajustada fuera de las leyes de la naturaleza: el azar había sincronizado los encuentros de dos seres de tiempos descompasados para darse más allá de los legados de la humanidad. Pero quiso otro azar tenebroso y agrio abrir las grietas de los secretos y crear zanjas de olvido para que ni uno ni otro pudieran reencontrarse más. 

Así transcurrió el devenir de otros muchos años, con los alientos presos en los vacíos que no traen respuestas. Hasta que un día, el vagar de los pasos inciertos de ella la llevaron a un escaparate de una galería de arte. Ante sus ojos vio el rostro de su amado nocturno. Reconoció en él el mundo de sus sueños y se volvíó hacia ella misma y se encontró con la tristeza más profunda, la que se viste de añoranza inalcanzable y fue ahí, parada ante el cuadro, que pudo percibir la paradoja que cada día viste el sinsentido de la vida cuando se vive con los ojos abiertos y el corazon cerrado. Lo miró de nuevo y en su interior empezó a brotar la vida. Todo volvía a estar ahí: el murmullo de la siembra, los colores de lo que aún está por venir, el tiempo de las luces y el sosiego... y su alma, que por fin la había encontrado.

dissabte, 4 de desembre de 2010

EL ORIGEN DE LOS MONSTRUOS

Supo que había venido a este mundo a asustar cuando nada más abrir la puerta del aula, ante su estupor, un grupo de niños se pusieron a gritar y a patalear mientras la maestra le profiría, desde la histeria y la ignorancia:
-Fuera de aquí, monstruo!
Él se guardó la libreta, su plumier y un montón de preguntas y, convencido de que estaba en el lugar adecuado para descubrirse a si mismo y saber a qué dedicarse en la vida, se limitó a confiar y a hacer realidad el papel que le había adjudicado la maestra.

divendres, 3 de desembre de 2010

UN TIEMPO, UN LUGAR

¿Acaso un suspiro podía cambiar el rumbo de sus pasos? Nera así lo creía y por eso con su incipiente respirar siguió su camino más allá del arroyo que le había visto transformarse en el ser que ahora era. Sus pies desnudos se deslizaban por la hierba y la tierra haciendo del contacto un descubrimiento sensitivo que activaba todo su cuerpo. Aquellas cosas que siempre había deseado hacer estaban al alcance de su deseo. Así pues, tocar lo material con manos de principiante, saltar entre las piedras, matojos, barrancos..., bailar o deslizar el cuerpo ante sonidos nuevos, apretar a correr llevada por impulsos inesperados...  cada una de estas acciones llenaba su arca de las bellezas más diminutas y sutiles. El termómetro de su sentir no tenía medida calculable. Nuevas vibraciones la recorrían sin saber el sentido de la corriente. Aún más, sin saber el poso de su raíz. Sólo sabia que iniciaba una nueva vida y se estaba dando toda.
Entonces, como si un maleficio viniera desde lejos a romperlo todo, miró hacia la luz y se hizo transparente. Fue en ese preciso instante cuando comprendió que las aguas de su arroyo no la habían coartado como siempre había creído, sino que la habían protegido de la luz y las tinieblas que hay más allá de los ciclos de la tierra.

dijous, 2 de desembre de 2010

EL FINAL DEL DIA XI


En aquestes hores baixes, he vist un home corrents direcció als últims rajos de sol, desesperat per convèncer-lo que s'esperés una mica més mentre s'afanyava a emportar-se un breu instant de felicitat abans no s'acabés el dia. De camí a casa, he vist la seqüència a càmera lenta de tots els ulls que em miraven i n'he comptat tres-cents dotze moviments i vuitanta-quatre noves maneres de mirar que no coneixia. Després m'he topat amb les sabatilles de casa, que em venien a buscar per fer-me més plàcid el camí de tornada. Abans d'obrir la porta del carrer, però, he vist una persecució entre un unicorn que s'havia escapat d'un conte de la biblioteca, aprofitant que la mare que li llegia la història a la seva filla s'havia quedat adormida, la nena que també aprofitava la becaina de la mare per ser ella la coprotagonista d'un relat fabulós i un seguidor de les cançons de Silvio Rodríguez que després de tants anys, per fi creia que havia trobat el seu unicorn. I quan definitivament he entrat a casa, el piano s'ha posat a tocar la meva peça preferida per donar la benvinguda a la nit i allà mateix m'esperaven un raig de sol, una mirada tendra i neta i un ésser meravellós que potser no és un unicorn, però podria ser-ho.